Ene 022017
 
Género

El sábado 17 de diciembre nos reunimos seis para tratar sobre una experiencia con mujeres bereberes y sobre el futuro del GAC Género. La compañera Carmela nos contó una experiencia puntual en pueblos bereberes del Atlas. La ONG Geoda la invitó a conocer sobre el terreno su intervención educativa en comunidades rurales, con un intento de formar cooperativas de mujeres. Conocimos algunos detalles de la vida de las mujeres en ese entorno sociocultural concreto. Algunos puntos que surgieron:

  • La falta de perspectiva feminista de muchos proyectos dirigidos a mujeres. Concretamente, no cuentan con las propias destinatarias del proyecto en el diseño y en la evaluación del mismo. Además, ignoran la situación de discriminación y de subordinación de la mujer en nuestras sociedades patriarcales. Las mujeres bereberes expresan sus malestares y señalan las injusticias espontáneamente, lo cual muestra un punto de partida para un trabajo feminista autónomo en sus comunidades.

  • El fracaso de algunas iniciativas precisamente por falta de conocimiento de la situación real y de los obstáculos específicos, así como por falta de implicación efectiva de la comunidad en el proyecto.

  • La perspectiva neocolonial que alunas ONGs mantienen en un número de casos: se pretende ayudar desde una mirada eurocentrista a quienes están supuestamente peor que nosotrxs, en una situación “que no tiene nada que ver con la de aquí”. Esta actitud genera buena conciencia entre quienes participan, y les hace olvidar el análisis de su propia realidad social y política. Olvidamos que muchos problemas locales y en otros países, occidentales o más lejanos, están conectados y se generan en nuestro entorno inmediato. Olvidamos que podríamos ser más útiles actuando aquí sobre esas causas globales que viajando a las comunidades receptoras con aportaciones económicas simbólicas. Por ejemplo: la demanda consumista de materias primas, el comercio injusto, el control de la economía y la política por multinacionales, etc. Los mandatos patriarcales actúan en todas las sociedades, con matices y adaptaciones que no modifican la raíz del orden social.

  • Los gobiernos usan a las ONGs para lavar su imagen y eludir su responsabilidad hacia la sociedad.

La segunda parte de la sesión la dedicamos a encarar la pérdida de empuje en los últimos meses del Grupo de Aprendizaje Colaborativo sobre Género y nuestra actitud ante el futuro inmediato. Hubo una ronda de apreciaciones individuales: deseo de seguir en unos casos, cansancio y desmotivación en otros. El análisis grupal apuntó hacia el fin de un ciclo por no disponer de un número suficiente de personas que mantengan el quehacer creativo y colaborativo que el GAC ha desarrollado intensamente durante años en sus sesiones, aunque las participantes habituales han ido cambiando en el curso del tiempo. Ahora, por primera vez, nos falta esa “masa crítica” que mantiene el grupo en marcha, aunque el modelo seguido se valora muy positivamente; teoría y praxis se dieron la mano con una coherencia que nos cautivó y nos movilizó. Buena parte de la riqueza y la creatividad que nos han satisfecho durante mucho tiempo se debieron a esta metodología de transformación social basada en la pedagogía popular y en el aprendizaje colaborativo. Hemos aprendido y crecido entre iguales y evitando las jerarquías. Cada persona aportó desde su experiencia vital. Nos parece asombroso sostener un espacio así durante varios años.

Parte del análisis fue la valoración positiva de la existencia del Aula de Género como espacio feminista de referencia serrana, en el que se trabaja y se comparten intereses y vivencias. Sin embargo, no parecemos tener fuerzas colectivas para sostenerlo en su forma actual. Hubo debate entre la no resignación al decaer del grupo y la asunción de que todo grupo tiene sus ciclos.

Coincidiendo con esta situación de fondo surge una propuesta para dar más contenido intelectual a las sesiones, con un formato de revisión bibliográfica organizada como charla coloquio mensual, alternando con reuniones con otros grupos afines y actividades divulgativas. El sentir mayoritario es que este cambio metodológico no renueva el interés colectivo por un trabajo continuado.

La propuesta con más respaldo fue darnos un tiempo de reposo, con el aula en hibernación, hasta madurar una respuesta definitiva. Acordamos organizar una actividad en marzo. La idea es convocar a personas relacionadas con el aula y con el GAC para hacerlas partícipes de la situación. De esta reunión dentro de tres meses, para el sábado 11 de marzo 2017, con el diseño apropiado, podría derivarse una reactivación del grupo. Si finalmente cerramos el aula, queremos que sea una despedida bien asumida, trabajada, con alegría por el camino andado y la conciencia de que seguiremos escribiendo nuestro futuro.

 Deja un Comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)